10 Ahora

Sociedad

Renunció la médica del Regional que le había escrito una carta a Vidal

Dejó su cargo en la Jefatura de Guardia y quedará solamente como cirujana del nosocomio. "Me cansé de pelear", dijo

La médica Andrea Potes dejó su cargo como jefa de Guardia del Hospital Regional luego de más de un año de idas y vueltas entre reclamos que llegaron hasta la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien a principios de año le escribió una carta contándole las irregularidades con las que trabajaba el personal.

Ahora, Potes seguirá como médica del nosocomio pero no en su rol de autoridad. “Me cansé de pelear”, dijo en diálogo con 10 Ahora.

“La verdad es que mi pensamiento y el pensamiento de la Dirección van en sentidos distintos. Prefiero quedarme sin la jefatura, no puedo trabajar de esta forma: el doble comando no sirve“, agregó. Según contó la profesional, hubo ciertos reclamos desoídos que finalmente hicieron que tomase la decisión de alejarse del cargo.

“Fueron cuatro años peleando, y después de cuatro años uno ya no sabe ni siquiera si tiene razón o no. Es mejor así”, explicó Potes, quien continuará en el hospital como cirujana de guardia. “Dejo el cargo pero sigo como médica del hospital, que es lo que siempre fui“, concluyó la médica.

El nombre de Andrea Potes se popularizó el año pasado, cuando dos delincuentes y sus allegados -que habían llegado heridos al hospital- trasladaron su enfrentamiento al sector de la guardia. Luego, la propia médica le escribió una carta a la gobernadora a poco tiempo de su asunción. Semanas después, Vidal concurrió al Regional para interiorizarse sobre cómo estaba la situación allí y se reunió con ella y con el resto de las autoridades.

COMPARTIR:

DEJÁ TU COMENTARIO